¿Suspenderán Tokio 2020 por un año? La ministra de Japón dijo esto…

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El COI y los organizadores de Tokio 2020 ha mantenido la misma postura desde hace tres meses

La sugerencia emitida por el presidente Donald Trump, acerca de posponer los Juegos Olímpicos por un año ante la pandemia de coronavirus, fue descartada de inmediato por la ministra japonesa a cargo de la organización de ese evento deportivo.

“Ni el COI ni el comité organizador contemplan la cancelación o posposición. Absolutamente no”, dice Seiko Hashimoto, medallista olímpica de bronce, durante una conferencia de prensa ofrecida en Tokio.

El COI (Comité Olímpico Internacional) y los organizadores de Tokio 2020 ha mantenido la misma postura desde hace tres meses, cuando surgió el brote del nuevo virus en China. El padecimiento se propagó después en Asia y luego a todo el mundo.

Y el mensaje insistente ha sido: Los Juegos Olímpicos se inaugurarán el 24 de julio, como está previsto.

“Simplemente no puedo ver que no haya gente ahí. En otras palabras, que no se permita gente”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca el jueves. “Quizá, y ésta es sólo mi idea, se deba suspender esto por un año”.

Grandes cadenas televisivas y patrocinadores han invertido miles de millones de dólares en los Juegos Olímpicos. Y el saturado calendario internacional del deporte parece dejar poco espacio para postergar un año las justas.

Se ha deslizado la idea de realizar los Juegos sin público, o la de simplemente cancelarlos, algo que ha ocurrido sólo en las Guerras Mundiales.

“Lo mejor que podemos hacer, a fin de que los atletas no enfrenten confusiones o incertidumbre, es poner nuestro máximo esfuerzo”, dijo Hashimoto, quien compitió en cuatro Juegos Olímpicos de Invierno dentro del patinaje de velocidad. Obtuvo el bronce en 1992 y participó en tres ediciones olímpicas de verano como ciclista.
Una cancelación o posposición tendría innumerables consecuencias, que afectarían a los patrocinadores, la televisión, 11.000 deportistas olímpicos, 4.400 paralímpicos, los empleados, las aerolíneas y los hoteles. Implicaría una pérdida de 1.000 millones de dólares en entradas vendidas ya para las distintas competiciones.

Y afectaría a 80.000 voluntarios, quienes se perderían una oportunidad única en la vida para ayudar en la organización de los Juegos.

Share.

About Author

Comments are closed.