EN OPINIÓN DE CECILIO CAMPOS JIMÉNEZ “LOPEZ OBRADOR ESTA EN DEUDA CON DURANGO: LE QUITO MUCHO Y LE DEVUELVE POCO” SUS VISITAS Y LO ENTREGADO HASTA AHORA NO COMPENSAN LOS CUANTIOSOS RECORTES APLICADOS A NUESTRO ESTADO

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En su reciente visita a Durango, Andrés Manuel López Obrador vino a inaugurar obras de conectividad en la zona serrana del estado, en las que se invirtieron algunas decenas de millones de pesos, que ciertamente benefician a los habitantes de esa región, pero hasta ahora las acciones del gobierno federal en nuestra entidad están muy lejos de compensar los cientos de millones que nos redujeron en el presupuesto federal para carreteras y caminos, además de los cuantiosos recortes al campo y en muchos otros rubros, cuando la expectativa que se tenía era que recibiríamos una mayor y mejor atención del gobierno que él encabeza.

Si bien se ha favorecido a una cantidad importante de duranguenses incluyéndolos en diversos apoyos sociales, los recursos destinados a infraestructura y servicios se han visto afectados profundamente, y se han presentado malos manejos en tales programas, como en el de Jóvenes Construyendo el Futuro, en el cual se presume que se cometieron desvíos millonarios. Mientras tanto, proyectos fundamentales como los hospitalarios, hidráulicos y de transporte público siguen pendientes.

El caso del Metrobús es un ejemplo: un proyecto tan necesario para impulsar el desarrollo y la competitividad de la región lagunera de Durango y la zona metropolitana, no solo no está siendo impulsado por la federación, sino que el mismo Presidente de la República en una de sus giras vino a detenerlo.

El presupuesto federal está focalizado en unos cuantos programas asistenciales, sin padrones fiables ni reglas de operación claras, y con una intención clientelar. Es inequitativo con Estados y municipios. Con solo una fracción de los recursos que se les destina, se podrían financiar grandes obras y servicios indispensables para el país.
Los apoyos sociales son necesarios pero no a costa de sacrificar los proyectos de desarrollo y no se deben manejar únicamente pensando en obtener ganancias electorales.

En tanto López Obrador no venga a cumplir o iniciar la realización de obras trascendentes para Durango y los Laguneros, seguirá en deuda con el Estado, mostrando una doble cara: la de un gobierno que dice dar, pero que en los hechos es más lo que nos está quitando.

Cecilio Campos Jiménez
Presidente del PRD en Gómez Palacio

Share.

About Author

Comments are closed.